Relojes Daniel Wellington

El clásico y elegante diseño de los relojes Daniel Wellington, con ese característico toque minimalista, combinado con las correas tipo NATO intercambiables le dan a estos relojes de hombre ese atractivo que los hace tan especiales.

El origen de Daniel Wellington

La leyenda del origen de la marca Daniel Wellington es una de esas historias curiosas que vale la pena contar. Todo surge de un encuentro casual, en algún lugar recóndito del mundo, entre Filip Tysander y un curioso caballero británico, con su implacable estilo que usaba correas NATO desgastadas en sus relojes. Este caballero se llamaba Daniel Wellington.

Tras regresar de su viaje, Tysander tenía ya en mente el diseño de un reloj minimalista, sin pretensiones, de un diseño clásico que no pasara de moda, y que combinase a la perfección con las características correas NATO.

Si algo distingue especialmente a los relojes Daniel Wellington las correas NATO. Su origen parece venir de la Marina Británica, en los años 70, y eran usadas por los buceadores profesionales que preferían fuertes correas de nylon sobre los trajes de neopreno y así evitar que la correa se oxidara.

Resumidamente, un reloj de caballero que es adecuado para todas las ocasiones, desde las más informales, gracias a sus coloridas correas de nylon, a las más elegantes, gracias a las correas de cuero.