Relojes Junghans

La marca de relojes Junghans representa el “Made in Germany” en la industria relojera. Con una historia superior a 150 años, esta firma de relojes ha estado asociada siempre a la calidad, fiabilidad y precisión. En 1956 llegaron los diseños de Max Bill, creando una colección única, todo un clásico y referente en diseño. Pero los relojes Junghans también representan la mayor innovación, creando el reloj de pulsera radiocontrolado por multifrecuencia combinado con tecnología solar en una caja de cerámica, que permite la sincronización horaria durante los viajes.

Junghans, el reloj alemán

Hablar de los relojes Junghans es hablar de más de 150 años de calidad alemana en la construcción de relojes para hombre. Desde la concepción y diseño, hasta la fabricación, todo tiene lugar en en Schramberg, Alemania. Junghans nació en 1861, inicialmente como una empresa especializada en la fabricación de componentes para relojes. Pronto la gran calidad de los mismos, les hizo destacar, y en 1866 fabricaron los primeros relojes. En 1903 ya fabricaban más de 3 millones de relojes al año. Y en todo este tiempo, teniendo como filosofía que la calidad es la máxima prioridad.

Seguramente la colección de relojes Max Bill sea la más reconocidas de Junghans. Max Bill fue uno de esos genios que surgen de tanto en tanto, capaz de destacar en varios ámbitos como la arquitectura, el diseño industrial, la pintura y hasta la escultura. Como alumno de la corriente Bauhaus en sus obras buscó la sencillez en las formas y las proporciones. La serie que diseñó para Junghans se mantiene sin modificaciones desde entonces.